+52 (55) 3473 5171 contacto@spot-itpro.com
Visitas

web counter

La gestión que México, específicamente la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, ha realizado ante el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) contra el lavado de dinero no para pese a los cambios de mandos en las instancias claves en el régimen contra el blanqueo de capitales en el país. 

Recientemente nos enteramos que desde noviembre pasado la UIF, en su calidad de instancia coordinadora nacional de México ante el GAFI, avisó a este organismo presidido por Marcus Pleyer que solicitaría la recalificación de al menos 3 recomendaciones que el país todavía tiene clasificadas como parcialmente cumplidas, para que, en junio del 2022, la plenaria del mismo avale la solicitud y confirme que el país avanza en el cumplimiento de las recomendaciones globales contra el lavado. 

De acuerdo con información recopilada por este servidor, las recomendaciones por las que México solicitaría una recalificación serían las siguientes: 

  • R. 32, que exige que los países deben de contar con medidas para detectar el transporte físico transfronterizo de moneda e instrumentos negociables. 
  • R. 37, misma que es relativa a la asistencia legal mutua y la cual pide que los países deben prestar “en el mayor rango posible”, asistencia mutua con relación a investigaciones, procedimientos judiciales y procesos relacionados con el lavado de dinero. 
  • R. 38, la cual tiene que ver con que los países deben de contar con la autoridad para tomar acción rápida en respuesta a solicitudes extranjeras para identificar, congelar, embargar y decomisar bienes productos de blanqueo de capitales. 

Pero para poner en contexto la importancia de esta acción de la UIF ante el GAFI es necesario recordar un poco de dónde viene todo este tema del cumplimiento ante dicho organismo, del cual México es miembro desde el 2000

Recordemos que el GAFI es un organismo intergubernamental que establece los estándares internacionales de prevención y combate al lavado de dinero en el mundo, un delito que equivale cada año a entre 2% y 5% del producto interno bruto mundial. 

En este contexto, entre el 2016 y el 2017, el organismo evaluó a México respecto al cumplimiento técnico de sus 40 recomendaciones, así como de efectividad, y en enero del 2018 emitió los resultados de dicha supervisión. 

De acuerdo con los resultados de dicha evaluación1, México obtuvo los siguientes resultados: 

  • 5 recomendaciones cumplidas.
  • 19 mayormente cumplidas.
  • 15 parcialmente cumplidas.
  • 1 no cumplida.

Si bien, ante estos resultados, el país libró estar en la lista gris del GAFI, en la cual se encuentran las naciones con serias deficiencias en sus regímenes antilavado y, por ende, son castigados a nivel global, lo que no sorteó es de estar bajo un seguimiento intensificado por parte de este organismo. 

En este seguimiento intensificado, el país debe de informar continuamente sobre sus avances para abordar las deficiencias señaladas por el GAFI. Los primeros resultados de la evaluación dada a conocer en el 2018 nos hablan de que México tenía que enfocarse en elevar el cumplimiento de 16 recomendaciones (15 parcialmente cumplidas y una no cumplida). 

Así, la UIF envió durante dos años seguidos informes sobre los avances realizados, pero sin solicitar la recalificación y fue hasta el tercero, presentado en diciembre del 2020, cuando pidió que se reevaluaran 7 de las 16 recomendaciones donde hubo serias observaciones. 

En este contexto, en la plenaria de este 2021, el GAFI consideró mejorar 6 de las 7 recomendaciones solicitadas: 

  • R.8. Organizaciones sin fines de lucro, que pasó de parcialmente a mayormente cumplida. 
  • R. 10. Debida diligencia del cliente, que pasó de mayormente cumplida a cumplida. 
  • R. 12. Personas políticamente expuestas, que pasó de parcialmente cumplida a cumplida 
  • R. 15. Nuevas tecnologías, de parcialmente cumplida a mayormente cumplida. 
  • R. 16. Transferencias electrónicas, de parcialmente cumplida a cumplida. 
  • R. 17. Dependencia en terceros, de parcialmente cumplida a cumplida. 

Con este escenario, México quedó en la siguiente posición2

  • 8 recomendaciones cumplidas.
  • 22 mayormente cumplidas.
  • 9 parcialmente cumplidas.
  • 1 no cumplida.

Si bien para la UIF era deseable que, en esta nueva solicitud de recalificación, donde se pide la reevaluación de tres recomendaciones, se tuviera un mayor avance respecto al cumplimiento técnico, lo que atora el proceso es la no aprobación de la tan esperada reforma a ley antilavado, la cual en caso de tener luz verde ayudaría al país a mejorar en al menos 5 recomendaciones más. 

Es pertinente hacer un análisis respecto a esta iniciativa y sus ambiciosas intenciones; sin embargo, ya el tiempo y el espacio no nos dan hasta la siguiente entrega. 

Agradezco mucho el espacio durante este año a Spot-itpro® por permitirme expresar lo que pienso del fascinante mundo de la prevención de lavado de dinero, también a ustedes lectores por acompañarnos en las entregas de este 2021.

¡Que el 2022 esté lleno de salud y éxitos para ustedes y sus allegados! 


  1. FATF. (2018). Mexico’s measures to combat money laundering and the financing of terrorism and proliferation. 2021, de FATF Sitio web: https://www.fatf-gafi.org/publications/mutualevaluations/documents/mer-mexico-2018.html  
  2. FATF. (2021). Anti-money laundering and counter-terrorist financing measures Mexico June 2021. 2021, de FATF Sitio web: https://www.fatf-gafi.org/media/fatf/content/images/FUR-Mexico-2021.pdf