El fiscal Richard Rojas incluyó a la vicepresidenta de Perú, Dina Boluarte, en la investigación que se está llevando a cabo sobre el presunto lavado de dinero de la formación Perú Libre durante las campañas electorales de 2020 y 2021, que llevaron a Pedro Castillo a ocupar la Presidencia del país.

El fiscal decidió incorporar a Boluarte y al viceministro de Gobernanza Territorial de la Presidencia del Consejo de Ministros, Braulio Grajeda, con base en las evidencias y declaraciones de algunos colaboradores que la involucran en el caso, apunta El Comercio.

Según la investigación de Rojas, Boluarte y Grajeda abrieron una cuenta en el Banco de Crédito de Perú en la que se recaudaron aportaciones ilícitas de cien soles peruanos al mes -en torno a 511.5 pesos mensuales- por parte de trabajadores del Gobierno Regional de Junín.

Otros funcionarios con cargos más altos llegaban a enviar cantidades superiores a los 10 mil soles -51 mil 152 pesos-. Este dinero estaba destinado a pagar la reparación civil del fundador de Perú Libre, Vladimir Cerrón, por su condena penal.

“La orden (de enviar dinero a la cuenta) es de la cúpula de Perú Libre a nivel nacional, liderada por Vladimir Cerrón, a través de los diferentes grupos de WhatsApp del partido”, dijo uno de los colaboradores, en base a lo publicado por el diario peruano.

Ante esta decisión del fiscal Rojas, Boluarte se pronunció y respetó que la Fiscalía “investigue a fondo” el caso “respetando el debido proceso y se llegue a la verdad”.

“Estoy segura de que cuando concluya esta investigación se demostrará que nada tengo que ver con el blanqueo de capitales. Confío que esta indagación no sea utilizada por intereses políticos que impulsan mi vacancia”, dijo en sus redes sociales.

Por su parte, Cerrón empleó la misma vía para expresar su solidaridad con Boluarte “por haber sido incluida injustamente en la investigación”, la cual tiene “la clara intención de continuar la persecución a Perú Libre”.

Ver Fuente: Aristegui Noticias