De acuerdo al testigo, uno de los abogados de la familia Jenkins de Landa fue contratado para sacar todo el patrimonio de la fundación y buscar una jurisdicción con beneficios fiscales y corporativos para ocultar el origen de los recursos

Abogados e integrantes de la familia Jenkins de Landa se coludieron para desviar más de 700 millones de dólares de la Fundación Mary Street Jenkins. Así lo afirmó un testigo clave de la Fiscalía General de la República (FGR) en la investigación de lavado de dinero y delincuencia organizada contra la familia Jenkins de Landa, quien entregó documentos para acreditar sus dichos.

Fuentes ministeriales indicaron que el testigo es un cercano colaborador de uno de los abogados de la familia Jenkins de Landa quien entregó un contrato celebrado entre la familia y el abogado Virgilio Rincón Salas.

El abogado, según lo dicho por el testigo de la FGR, fue contratado para sacar todo el patrimonio de la fundación a beneficio de la familia Jenkins de Landa y buscar una jurisdicción con beneficios fiscales y corporativos para ocultar el origen de los recursos.

Para ello, se realizó una donación a favor de una estructura legal controlada por los abogados de la familia y el patrimonio fue transferido, posteriormente, a paraísos fiscales tales como Barbados y Panamá.

A cambio de esto, los abogados Virgilio Rincón y Alejandro González Muñoz recibirían el 15% del valor total de los bienes de la fundación, es decir, más de 2 mil millones de pesos.

Al firmar el contrato, al que EL UNIVERSAL tuvo acceso, los abogados recibieron mil 100 millones de pesos y parte de esos recursos fueron enviados a lugares como Alaska, Estados Unidos.

La familia Jenkins de Landa contrató a la firma americana Quinn Emanuel Sullivan & Urquhart que busca demandar al Estado mexicano por haberlos privado de sus cargos dentro de la Fundación Mary Street Jenkins y la Fundación Universidad de las Américas, Puebla.

Actualmente existen órdenes de aprehensión contra los integrantes de la familia y los abogados por lavado de dinero y fraude por el supuesto desvío de más de 700 millones de dólares de la fundación.

Ver Fuente: El universal