Si bien han sido pocos los casos que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ha denunciado, los cuales tienen relación con criptomonedas y su uso para el blanqueo de capitales, las alarmas se han encendido al interior de esta instancia debido a la identificación de poco más de 1,400 reportes de operaciones inusuales con estos instrumentos, mismas que representan un mayor riesgo de lavado de dinero y que involucran a 1,224 sujetos.

De acuerdo con un reporte de la UIF al que tuvo acceso ese medio, esta instancia ha identificado 1,479 reportes de operaciones inusuales con criptomonedas, las cuales rompen con el perfil transaccional de una persona al no coincidir con su antecedente o actividad declarada y que, ante ello, pudieran significar indicios de de lavado de dinero.

Se identificaron 1,479 reportes de operaciones inusuales, relacionados a 1,224 sujetos con operativas relacionadas con activos virtuales”, se puede leer en el informe que cuenta con cifras hasta mayo pasado.

Según el informe, estas operaciones están relacionadas con sujetos que presentan indicadores de riesgo como los siguientes: son jóvenes, mantienen poca permanencia de los recursos, se les relaciona con empresas de reciente creación, entre otros.

El reporte detalla que algunos de estos sujetos relacionados se identifican dentro de las listas de la Red de Ejecución de Delitos Financieros (FinCEN, por su sigla en inglés), oficios de agencias de seguridad, entre otras fuentes de información.

A partir de abril del 2020, las plataformas dedicadas a la compraventa de activos virtuales quedaron obligadas a enviar avisos de sus operaciones a la UIF, vía el Servicio de Administración Tributaria (SAT), siempre y cuando éstas sean iguales o superiores a las 645 UMAS, que actualmente equivalen a 57,804 pesos.

Según el informe de la UIF, de mayo del 2020 al mismo mes del 2021, esta instancia recibió 3,472 avisos de operaciones de criptomonedas, por parte de 23 plataformas registradas ante el SAT.

En este contexto, la UIF desarrolló un modelo de riesgo para identificar operaciones inusuales que tienen que ver con las criptomonedas. Según el esquema, para clasificar estas transacciones, la unidad utiliza conceptos en su sistema como criptomonedas, activos virtuales o dinero en formato virtual, entre otros.

Asimismo, la UIF toma en cuenta las transacciones originadas en plataformas digitales, dedicadas a la compra y venta de criptomonedas, tales como Bitso, Binance y BitMEX, esta última recientemente sancionada por los reguladores estadounidenses, por un monto de 100 millones de dólares, debido a fallas en sus esquemas de prevención de lavado de dinero y de identificación del cliente.

El informe destaca, que 23.9% de los sujetos involucrados en estas operaciones inusuales, cuenta con una asignación de alto grado de riesgo.

Santiago Nieto, titular de la UIF, ha informado que esta instancia ha detectado al menos tres casos que tienen que ver con el uso de activos virtuales para mover flujos ilícitos, mismos que ya fueron denunciados, como, por ejemplo, el caso de los ciudadanos nigerianos que se dedicaban al fraude cibernético y que sus ganancias eran para adquirir criptomonedas, las cuales enviaban a su país de origen.

CDMX, a la cabeza

La información que ha recibido la UIF respecto a las operaciones con criptomonedas se ha originado principalmente en la Ciudad de México, el Estado de México y Jalisco, que es la entidad de origen de una de las organizaciones delictivas más poderosas.

Según el reporte, del total de operaciones inusuales que ha recibido la unidad de inteligencia, 478 se originaron en la Ciudad de México, 113 en el Estado de México y 108 en Jalisco. Sin embargo, del total de los avisos que ha recibido dicha instancia, 91% se originó en Jalisco, mientras que 8% en la Ciudad de México y 2% en Coahuila.

Asimismo, la UIF ha detectado que la mayor parte de los domicilios de las personas involucradas en los avisos que recibe de las plataformas de activos virtuales se encuentra en la Ciudad de México, seguido de Jalisco, Estado de México y Nuevo León.

Recientemente Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, declaró que si bien, poco a poco se conforma el universo de datos de operaciones relacionadas con activos virtuales, debido al envío de información de las plataformas de compraventa activos virtuales, también hay 12 empresas con esta actividad que se encuentran en la ilegalidad al no estar dadas de alta como actividad vulnerable ante el SAT.

“Todavía hay una serie de plataformas, son 12 plataformas que no se encuentran registradas, y que sabemos que están operando en este momento en la ilegalidad”, explicó el funcionario.

Ver fuente: El Economista