“A todos los países les va mal, pero a algunos les va menos mal que a otros”, fue la cruda conclusión de David Lewis, secretario ejecutivo del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI, por sus siglas en francés) contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, luego de la cuarta ronda de evaluaciones mutuas de este organismo a sus países miembro para evaluar su efectividad contra el blanqueo de capitales. 

Nada alentadora fue la respuesta de uno de los mandamases del organismo internacional que emite las directrices para combatir el lavado de dinero en el mundo. Como sabemos, México fue parte de esta cuarta ronda de evaluaciones; los primeros resultados de dicho informe, publicado en enero del 2018, fueron en una dirección que ya imaginábamos: hay avances, pero hay pendientes. 

“México tiene un buen sistema para abordar el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, pero debería redoblar los esfuerzos para perseguir a los lavadores y confiscar sus activos para mitigar los riesgos importantes”, fue la conclusión del informe presentado en enero del 2018, luego de la visita in situ que se llevó a cabo del 28 de febrero al 16 de marzo del 2017.1 

La evaluación a México, como parte de la cuarta ronda de revisiones mutuas, arrojó que el país cumplía con 5 recomendaciones de las 40 del GAFI, 19 fueron clasificadas como mayormente cumplidas, 15 parcialmente cumplidas y 1 como no cumplida. 

En resumen: México cuenta con supervisores eficaces, con buen conocimiento de los riesgos que enfrentan; el régimen legal es maduro y existe un buen esquema de prevención antilavado y contra el financiamiento al terrorismo. 

Sin embargo, dentro de los pendientes identificados es que la inteligencia financiera no solía conducir a investigaciones de lavado de dinero, delitos subyacentes y financiamiento del terrorismo. ¿Esto ha cambiado? 

Asimismo, se detectó que, si bien las autoridades han realizado investigaciones de alto perfil, no están investigando ni procesando el lavado de dinero de manera proactiva y sistemática, sino de manera reactiva, caso por caso. Insisto: ¿esto ha cambiado? 

Hace unos días, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, que es la instancia nacional que funge como coordinadora ante el GAFI, anunció que luego de la presentación del tercer informe de “seguimiento intensificado”, el organismo internacional había aprobado dicho documento y, por consecuencia, reclasificó al estatus de cumplidas seis recomendaciones que el país había obtenido, de manera inicial, como parcialmente cumplidas.2 

Para el gobierno, esto es fue un logro, pues con dicha revaluación, y luego de tres informes técnicos el nivel de cumplimiento de las 40 recomendaciones, el panorama quedó de la siguiente manera: 8 recomendaciones cumplidas, 22 mayormente cumplidas, 9 parcialmente cumplidas y 1 no cumplida

Para poner lo logrado en contexto es necesario hacer un poco de memoria sobre lo que se ha avanzado en el combate contra el lavado. Hay que recordar que, desde el inicio de esta administración, la UIF ha tenido un papel trascendental para dar a conocer información sobre casos de alto impacto en medios, por ejemplo, magistrados relacionados con cárteles de la droga; la gestión de Emilio Lozoya en Pemex y la sombra de Odebrecht; las finanzas de políticos insignias de administraciones anteriores, entre otros. 

De acuerdo con los últimos datos informados por las autoridades, en estos más de tres años de administración, la UIF ha interpuesto 378 denuncias y ha logrado congelar más de 6,500 millones de pesos a personas señaladas por obtener los recursos de actividades subyacentes al lavado de dinero, principalmente de corrupción, trata de personas y tráfico de drogas.3 

Aquí un cuestionamiento clave en esta labor que realiza la UIF: ¿Bloqueo es igual a éxito? No necesariamente. El bloqueo, o congelamiento, de cuentas es una medida preventiva para evitar que los recursos, presuntamente obtenidos de una actividad ilícita, puedan ser movilizados por el sistema financiero. 

Es de destacar, que, en los últimos años, ante decisiones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la UIF ha batallado para mantener recursos congelados, especialmente si en los procedimientos iniciados no existen los criterios avalados por el máximo tribunal para aplicar esta medida precautoria.4 

Según la última cifra que se conoce al respecto, que data de un informe de la UIF de enero del 20205, desde el 2014 a esa fecha se habían desbloqueado más de 15,088 millones de pesos; más de 82 millones de dólares y más de 12,203 euros

Para la UIF, es necesario cambiar el criterio del congelamiento ante la SCJN para tener éxito en esa medida, además, de impulsar reformas al marco normativo para que, aquellas recomendaciones que han quedado con una calificación deficiente puedan tener una revaluación (para bien) en los próximos informes que México presente ante el GAFI. 

Especialmente, Santiago Nieto Castillo, titular de la UIF, ha señalado que los cambios importantes para seguir avanzando en el cumplimiento ante el GAFI, es la reforma a la ley para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, o ley antilavado, para tratar de equipar las obligaciones antilavado de los casi 100,000 sujetos dedicados a una de las 16 actividades vulnerables a las que se tienen en el sistema financiero. 

Con este breve recuento vemos dos directrices importantes que ha tomado la UIF: mejorar el cumplimiento ante el GAFI, pues de no hacerlo podría significar un golpe para la inversión en el país, y ser la instancia insignia de este gobierno respecto al combate de flujos financieros ilícitos, especialmente en los casos de alto impacto

Pero, insisto, ¿con estas directrices basta? La respuesta tajante es: no. Todo mundo — incluso dentro de la misma UIF — sabe que lo realizado si bien es un avance, y se merece reconocerlo, los delincuentes continúan aprovechando las brechas que existen para blanquear sus ganancias, no por nada, por ejemplo, los grandes cárteles están llenos de dinero que da la impresión de que ya no saben en qué gastarlo. 

Hace algunos días, la periodista Laura Sánchez Ley6 puso, de nuevo, el dedo en la llaga de la lucha contra el lavado del dinero en México: en los últimos 13 años, sólo hubo 44 personas con sentencia por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, con un énfasis en la información sobre las acciones deficientes que se realizan dentro de la UIF y la Fiscalía General de la República para armar casos sólidos. 

En una economía como la muestra, esta cifra sin duda es irrisoria. Entonces, usted mismo juzgue: ¿A México le va mal o muy mal en la lucha contra el lavado de dinero? 

por Fernando Gutiérrez 



  1.  Financial Action Task Force (FATF). (2018). Mexico’s measures to combat money laundering and the financing of terrorism and proliferation. 2021, de FATF Sitio web: https://www.fatf-gafi.org/publications/mutualevaluations/documents/mer-mexico-2018.html 
  2. Unidad de Inteligencia Financiera. (2021). PROCESO DE EVALUACIÓN DE MÉXICO ANTE EL GAFI. 2021, de UIF Sitio web: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/646388/UIF_029_2021.pdf
  3. Unidad de Inteligencia Financiera. (2021). Seminario 4 20 «Inteligencia financiera y gestión de riesgos. Prevención de operaciones con recursos de procedencia ilícita: Caso Cannabis. 2021, de Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM Sitio web: https://www.facebook.com/IIJUNAM/videos/1153036358534504 
  4. Alfonso Cruz Sotomayor. (2018). ¿Puede la Unidad de Inteligencia Financiera bloquear tu cuenta bancaria?. 2021, de Alfonso Cruz Sotomayor. Abogado por la Universidad Anáhuac. Sitio web: https://eljuegodelacorte.nexos.com.mx/puede-la-unidad-de-inteligencia-financiera-bloquear-tu-cuenta-bancaria/ 
  5. UIF. (2020). Lista de Personas Bloqueadas. 2021, de UIF Sitio web: https://www.uif.gob.mx/work/models/uif/librerias/documentos/estadisticas/lpb_ene20.pdf 
  6. Laura Sánchez Ley, Miriam Castillo y Daniel Melchor. (2020). Lavar dinero en México: un delito del que se sale fácil. 2021, de Mexicanos Unidos contra la Corrupción Sitio web: https://contralacorrupcion.mx/fincen-files/lavar-dinero-en-mexico.html