“Lavado de dinero es al periodismo financiero lo que ‘sexo gratis’ a la publicidad”, así un amigo, experto en materia de cumplimiento, comentó una nota periodística de un diario de circulación nacional y argumentó que su reflexión se basaba en que la palabra sirve muy bien para llamar atención de las audiencias, pero el desarrollo que se da para la elaboración de las noticias referentes a este tema es muchas veces vago e inexacto. 

En mis casi 10 años de carrera periodística, puedo afirmar que mi amigo tiene mucha razón. Recuerdo mis primeras coberturas donde había funcionarios encargados del tema de la prevención de lavado de dinero y los periodistas “consagrados” lo primero que preguntaban era a cuánto asciende el monto de recursos que se lava en México, sin importar más allá; el reportero buscaba la nota y se iba duro y a la cabeza. 

El periodista tiene la misión de buscar siempre lo más atractivo de un evento, de un discurso, de las palabras de un funcionario, para llevar la nota a su redacción y venderla a sus editores para que le den un buen espacio y así busque ofrecer contenido “de calidad” a los lectores. 

Lamentablemente, si sólo nos quedamos con una parte de la fotografía podemos desestimar datos y contexto que, como periodistas, nos harían contar con más herramientas para ofrecer un contenido más profundo a los lectores del medio para el que trabajamos. 

Estas palabras de reflexión, las escribo justo cuando acabo de terminar de leer el libro Prevención de operaciones con recursos de procedencia ilícita en México1, de los autores Karla Valenzuela Pérez, Sandro García-Rojas Castillo y Santiago Nieto Castillo y coordinado por Rocío Haydee Robles Peiro. 

El tridente de autores, con amplio reconocimiento tanto en el ámbito académico, público y privado, refleja ideas muy completas sobre el esquema de prevención de lavado de dinero y todo lo que lo rodea e involucra, por ejemplo, hace distinciones precisas sobre las obligaciones de las instituciones financieras y las actividades vulnerables o plasman la importancia de los organismos internacionales, y nacionales, en la lucha contra este ilícito. 

Si bien, la lectura tiene una buena perspectiva viéndose desde el tema jurídico, leyes y marcos normativos, no por eso desmerece para quienes se encuentran en otros ámbitos. Al contrario, tiene ideas y conceptos que los interesados (incluso periodistas) en el tema deben de tomar en cuenta. Aquí algunas ideas que rescato de la lectura: 

-En la introducción, dentro de las premisas que anteponen los autores, se plasma una idea que cuando la leí me hizo reflexionarla durante varios minutos y que a continuación resumiré: 

Ninguna sociedad en el mundo está exenta al fenómeno de lavado de dinero, pues no necesariamente está relacionado con una condición económica o social determinadas. El problema se encuentra en sociedades informales y también en aquellas que han logrado bancarizar en mayor medida a su economía, es decir, todas las naciones están expuestas al blanqueo, sin excepción. Contundente, ¿no creen? 

-Sin embargo, en misma introducción se desarrolla una idea simple pero igual de poderosa para entender el blanqueo de capitales: El lavado de dinero supone, además de un recurso de origen ilícito y (en muchas ocasiones) un sistema financiero, una serie de actos de simulación. 

Si bien, la lectura en todo momento trata de explicar de forma sencilla todo lo que involucra el tema de la prevención, en algunas partes es necesario un mayor detenimiento para analizar la razón de ser de las letras, de las leyes, de la normativa, del esquema de prevención. 

En el cuarto capítulo del libro, referente al régimen de prevención de operaciones con recursos de procedencia ilícita en sectores no financieros, me parece que hay otra idea contundente para entender el fenómeno del blanqueo de capitales y el esquema de prevención: 

-El anonimato en cualquier operación representa a uno de los peores enemigos del régimen de prevención de lavado de dinero. ¿Alguna duda al respecto? 

Ahora bien, las reflexiones ya plasmadas en este texto tienen un fin, el cual busca una forma de desahogo personal: El lavado de dinero muchas veces se ve como un problema ajeno, que sólo atañe a los delincuentes de cuello blanco e involucran grandes y complejas operaciones financieras. 

Sin embargo, como un ciudadano del mundo he visto cómo el crimen y lo malo de este planeta, poco a poco invaden espacios que no deberían, arrebatan la vida de jóvenes que fueron víctimas del entorno en el que crecieron, o aterrorizan personas inocentes, y para todo eso se necesitan recursos y que a su vez estos requieran ser blanqueados. 

Por eso, desde mi trinchera, siempre he tratado de dar a entender el cómo y el porqué del blanqueo de capitales y cómo nos afecta a las personas comunes, a nuestras sociedades y al desarrollo de nuestras metas y sueños. 

En resumen, para dar a conocer los grandes casos de lavado de dinero, con los que un periodista sueña, es necesario entender el enfoque de prevención, que para muchos colegas es lo menos sexy, pero como dirían por ahí: no quieras correr antes de saber caminar. 

Por último, siendo un interesado que ha seguido el fenómeno de lavado de dinero desde hace años, así como el esquema de prevención, no quisiera dejar de pasar la oportunidad de mostrarles lo que, para mí, es una investigación periodística certera sobre el blanqueo de capitales: 

“Así era el lavado de dinero dentro de Banamex USA”

El reportaje demuestra tanto las fallas en el enfoque de prevención, como los aciertos de los delincuentes para complementar el proceso de lavado, que consta de tres etapas: colocación, estratificación e integración. 

Con esto explicado, es momento que, como periodistas comencemos a desmitificar algunas ideas respecto a lavado de dinero en México. La primera: ¿En realidad se lavan cerca de 50,000 millones de dólares en el país al año?3

 1 Karla Valenzuela Pérez, Sandro García-Rojas Castillo, Santiago Nieto Castillo. (2021). Prevención de operaciones con recursos de procedencia ilícita en México. Ciudad de México: tiran lo blanch.  

2 Bloomberg. (2015). Así era el lavado de dinero dentro de Banamex USA. 2017, de Bloomberg Sitio web: https://www.elfinanciero.com.mx/bloomberg/asi-era-el-lavado-de-dinero-dentro-de-banamex-usa/ 

3 Laura Nancy López de Rivera Hinojosa. (2019). En México se lavan 50 mil millones de dólares al año: Santiago Nieto. 2019, de Noticieros Televisa Sitio web: https://noticieros.televisa.com/ultimas-noticias/en-mexico-lavan-50-mil-millones-de-dolares-al-ano-santiago-nieto/